Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de compra.

De Acuerdo
Slide backgroundSlide thumbnail

Guia de tallas

Robeez les indica el camino que seguir

Guia de tallas

Las zapatillas flexibles/ soft soles TM
Edad
por mes(M)
y años(Y)
us/can eu uk/aus
0-6M 1-2 17-18 0-1
6-12M 21/2-4 19-20 11/2-3
12-18M 41/2-6 21-22 31/2-5
18-24M 61/2-8 23-24 51/2-7
2-3Y 81/2-10 25-26 71/2-9
3-4Y 101/2-111/2 27 91/2-101/2
4-5Y N/A 28-29 11-121/2
5-6Y N/A 30-31 13-131/2
Los zapatitos / mini shoez TM
Robeez Edad
por mes(M)
eu uk/aus
US 2 3-6M 17 11/2
US 3 6-9M 18 21/2
US 4 9-12M 19 31/2
US 5 12-18M 21 41/2
US 6 18-24M 22 51/2
Descargar el pedimetro

¿Cómo bien medir el pie de su bebé?

El pie de su niño crece muy rápido… ¡Los pequeños cambian de talla cada 2 o 3 meses! Para los de más de 6 años es cada 6 meses… Para que se sienta cómodo en sus zapatos, parece esencial medir de manera precisa el pie del bebé.

Robeez le indica el camino que seguir:

  1.    Imprimir el podómetro, poner el pie del bebé encima, en la posición indicada. El talón del pie debe estar perfectamente posicionado en la marca del principio.
  2.    Su bebé debe estar de pie y sus deditos deben estar a plano. La diferencia se puede notar en una talla.
  3.    Cuando el pie está posicionado…
  4.    … hacer una marca con un lápiz en la extremidad del pie, manteniendo los deditos a plano.
  5.    Ahora, hay que interpretar la marca. ¡Aun aquí, la diferencia puede ser notable!

¿Cómo averiguar que los zapatos que llevan mi niño están adaptados a su talla?

El pie de su niño crece muy rápido… ¡Los pequeños cambian de talla cada 2 o 3 meses! Para los de más de 6 años es cada 6 meses… Para que se sienta cómodo en sus zapatos, parece esencial medir de manera precisa el pie del bebé.
Robeez le indica el camino que seguir:

  •        Cuando la suela interior se puede mover, solo hace falta sacarla del zapato y compararla con el pie del niño.
  •        También puede controlar la talla posicionando directamente el pie del niño en la suela exterior del zapato, el talón en el bordo. Debe quedar un margen de 1,5cm entre el borde del pie y el borde de la suela.

Un niño no sabe forzosamente decir si se siente cómodo o no en sus zapatos. ¡Aún más si está pequeño!

Una talla mal ajustada puede tener consecuencias negativas:

  •        Un zapato demasiado pequeño o estrecho comprime y daña el pie. Los deditos no se mueven libremente. El niño cae con frecuencia. Podría hacerle entender su malestar rechazando llevar los zapatos.
  •         Un zapato demasiado grande o ancho no mantiene correctamente el pie. Resbala en el interior y se sobre calienta. El niño no controla sus movimientos y cae…